Line separator

ÚLTIMAS
NOVEDADES

Aprender a educar sin amenazas ni gritos

Está demostrado que los niños que se han criado en un ambiente sin gritos, ni amenazas o violencia, son capaces de llevar una vida social y laboral más satisfactoria cuando son adultos, sin olvidarnos que los trastornos psicológicos provienen de la mala educación recibida.


Utilizar amenazas y gritos como recurso para que los niños hagan caso, es muy frecuente y puede llegar a parecer una buena idea para cambiar su mala conducta en ese momento, pero es un error.


En este artículo aprenderemos qué consecuencias tiene educar a los niños con amenazas y cuál es la forma más efectiva de hacerlo.


Llegamos al extremo del uso de gritos, amenazas y chantajes con los niños cuando se nos agota la paciencia. Normalmente estos chantajes no van en serio, se suelen decir en un momento de estrés y recurrimos a frases como “si no haces caso te quedas sin juguetes o no cenas”.


Da la sensación que este recurso tiene efectividad, pero el niño aprende que no vas a cumplir las amenazas y por eso no hay cambio en su conducta.


Si cumplimos con la amenaza, estaríamos usando un recurso con cierta violencia. El niño hace caso por miedo al castigo, pero no aprende nada, sigue sin saber cuál es la conducta adecuada.


CLAVES PARA LA EDUCACIÓN


  • Empatía, enseña a desarrollar esta capacidad a tu hijo con valores éticos para conseguir un estado emocional estable.

  • Expresar las emociones y sentimientos en el ambiente familiar, ayudará a los niños a afrontarlas. La clave de un buen crecimiento personal está en una buena comunicación con sus familiares.

  • Intercambio de ideas y opiniones, escucha activa entre todos los miembros de la familia.

  • Educar con igualdad.

  • Afrontar las peleas con el diálogo, es un buen ejemplo para ellos.

  • Pedir perdón cuando algo se ha hecho mal, aquí actúan primero los padres, si los niños ven que cuando algo se hace mal hay que pedir perdón, lo tomarán como ejemplo.

  • Premia las actuaciones positivas y hazle ver que el único modo de conseguir lo que se quiere es teniendo una buena actitud. Se recomienda que los premios no sean materiales.

  • Por último la paciencia es la clave para conseguir resultados efectivos.


Si evitáis corregir a los niños a base de violencia conseguiréis mayores beneficios para ellos y para todos.





11 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo